dilluns, 11 d’agost de 2008

Toni Barbarà: SÍ, PODEMOS... (si queremos)

Llegeixo avui al bloc d'En Toni Barberà (resp. d'Internacional d'EUiA) una bona reflexió sobre IU sempre amb el seu to irònic però simpàtic, aquí us el comparteixo:

Inexorablemente, como en la más clásica de las tragedias, nos acercamos al desenlace, al disparate que se anuncia como la IX Asamblea general de IU. Y sin embargo aún estamos a tiempo de forzar una salida realmente en positivo.

Se han venido consolidando tres opciones, manifiestos, equipos, tercios en su más amplia acepción, sensibilidades… hipersensibilidades. Durante semanas han ido conformándose tres maneras de relanzar IU, maceradas por muy singulares aportaciones transversales, por listados de afecciones y anuncios de desafecciones, tres banderas con variaciones formales a cada leve giro de calidoscopio. Vamos lanzados a toda velocidad, con un ímpetu digno de mejor causa, hacia a una meta asamblearia que muchos entendemos situada justo al borde del precipicio y sin espacio posible de posterior sosiego …– no te jode el profeta !- Y sin embargo podemos, y debemos, cambiar tan funesto guión.

Para desencallar el actual escenario serían necesarias algunas condiciones, algunos compromisos desde ya, a todo nivel, a toda extensión, a total y plena honestidad, como sabemos ejercer, cuando queremos, los hombres y las mujeres de IU.

Sabernos y reconocernos lo que por otra parte son cuatro obviedades: Que tod@s tenemos alguna razón y no toda la razón. Que cada bandería disfruta de una parcial verdad histórica, pero no de toda ella. Que cada cual y cada quien ha acertado y errado en su caso y momento. Que tod@s disponemos de “hooligans”, de avaladores, de abuela y sobrinos. Que en todas las familias hay cuentas y cicatrices pendientes de un pasado que se resiste a pasar. Que mayoritariamente tenemos una alta autoestima, nobles sentimientos, maravillosos valores como la dignidad, el altruismo, la solidaridad, la generosidad … y también demostrada mala leche cuando nos sentimos presionados o creemos que nos quieren tocar la boina. Que no debiéramos seguir dándonos coscorrones a golpe de República, ni patadas censales, ni escupitajos federales, ni exhibiciones de contundencia verbal anticapitalista, ni más desafíos en forma de diligentes expulsiones por activa, por pasiva o en reciprocidad. Que en esta batalla no habrá, no puede haber, un@s vencedores sobre otr@s perdedores, ni viceversa, ni aun menos nadie que “machaque” a nadie, a riesgo de quedarse solo en su victoria inútil, y tan solo consiguiendo que el humillado se exilie a su interior, o a su cotidianidad banal, a la claudicación o al grupúsculo.

Así las cosas, les sobra razón a l@s compañer@s y sin embargo amig@s cuando saludan y exponen que cuando queremos, véase caso del alcalde de Seseña, nos sale lo mejor de nuestra IU. No solamente estoy de acuerdo sino que esta reflexión me anima a añadir, con tanta modestia como energía que no sólo es posible la conciliación y la racionalidad, sino que si queremos verlas ya tenemos algunas experiencias irrefutables.

Estoy hablando de eso lamentablemente tan poco considerado en nuestros menesteres políticos que se llama Europa. Del -PIE - Partido de la Izquierda Europea en concreto y particular. Es bien sabido que desde su fundación hace más de tres años tres organizaciones políticas y soberanas del Estado Español, - TRES- conformamos y participamos de pleno derecho y actividad. Y lo que en sus inicios era contemplado desde Europa como el “caso =problema” español con tres voces, siglas y familias, ha ido evolucionando, con trabajo y responsabilidad, hacia un ejemplarizante estatus de interrelación civilizada, complementaria, y si me permitís camaraderil, con frecuencia amable y siempre respetuosa.

A pesar de la obviedad dejadme recordar quienes representan a estas tres formaciones: En el Comité de Presidentes: Gaspar Llamazares, (IU.), Paco Frutos (PCE) y Jordi Miralles (EUiA). En el Comité Ejecutivo: Isabel López Aulestia, Javier Alcazar; Maite Mola y J.L. Centella ; Àngels Tomás y el que suscribe esta nota. Pedro Marset fue re elegido tesorero en el último y 2º Congreso de Praga, y yo mismo fui posteriormente integrado en el Secretariado. Recordar aún que en el PIE siempre se actúa por consenso, lo cual significa que en ese Secretariado me honra atender o representar – tal como fue explícitamente aceptado- a las tres organizaciones españolas. Los amigos y camaradas europeos han sabido agradecer y corresponder al cambio de chip, al trueque de la bronca, el veto y la crispación por la suma, la complementariedad, el no antagonismo, el respeto en la pluralidad. Así que cuando leo algún comentario que sitúa el paralelismo del caso Italia en el horizonte, quiero contraponer que el ejemplo a seguir no es hoy el de aquel convulso país hermano sino el de España, al menos en y por lo que respecta al PIE.

No es pues una hipótesis, es una realidad que afirmo y corroboro. Y eso aún perteneciendo a la parroquia de EUiA y por lo tanto desde la inevitada polémica de la catalanidad, que como casi siempre es nacional, mestiza, soberana, solidaria, internacionalista y charnega. Cada quien crece y se hace en su propio ecosistema social y político, y profesa la lealtad que piensa se merece su historia particular, como debe ser. Pero luego y además tod@s somos capaces, si queremos, de trabajar junt@s, de cerrar filas en el noble objetivo de encontrar i de facilitar soluciones para nuestra gente, nuestro verdadero sentido profundo de lucha y de existencia.

Para acabar, no puedo ni quiero evitarlo, una línea del humor imprescindible cuando se trata de cosas tan serias. Como dice mi amigo cubano: “lo bueno que tiene la cosa, es lo mala que está la cosa”. Estamos a tiempo de hacer prevalecer la dignidad, la justicia, la razón, la solidaridad, la fraternidad, la emancipación, la libertad, el respeto, la esperanza: esa debe ser IU., o si me lo aceptáis UI. : Uniendo Izquierdas!

Salud !